ACERCA DE LA FORTIFICACIÓN DE ALIMENTOS

El Problema

Las vitaminas y los minerales son una parte esencial de la dieta humana, pero las personas de todo el mundo no consumen las vitaminas y minerales esenciales que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables.

Las dietas bajas en vitaminas y minerales pueden provocar problemas de salud, graves defectos de nacimiento del cerebro y la columna vertebral y un desarrollo cognitivo deficiente.Estos daños irreversibles afectan negativamente a las comunidades y las economías de naciones enteras. Los niños no se desarrollan completamente, los adultos no pueden trabajar productivamente y se gastan recursos excesivos para tratar una variedad de problemas de salud relacionados con la nutrición.

Una parte integral de una estrategia de nutrición: Fortificación de alimentos

El enriquecimiento de los alimentos es una de las intervenciones comprobadas más costo-efectivas que está disponible para abordar las deficiencias de vitaminas y minerales. El enriquecimiento de los alimentos agrega vitaminas y minerales esenciales a los alimentos comúnmente consumidos, como la harina de maíz, el aceite comestible, el arroz, la sal y la harina de trigo. La fortificación de alimentos es una intervención complementaria para prevenir y tratar las deficiencias de vitaminas y minerales y debe considerarse como parte de una estrategia de nutrición más amplia que incluye otras intervenciones específicas de nutrición y sensibles a la nutrición.

La fortificación de alimentos, como una intervención es única, ya que distribuye la carga de la intervención y el costo entre el sector público y el privado y el consumidor. Si bien es el sector privado el que fortifica los alimentos, el gobierno puede crear un entorno más propicio para la industria al aprobar y hacer cumplir la legislación, convirtiéndolo en un requisito obligatorio (lo que crea condiciones equitativas para la industria) y estableciendo estándares para garantizar garantizar que niveles adecuados y seguros de nutrientes se adicionan. Además, cuando la fortificación es obligatoria, no se requiere ningún cambio de comportamiento o incluso conocimiento por parte del consumidor; se beneficiarán simplemente al seguir comiendo los alimentos que normalmente compran. La fortificación voluntaria se lleva a cabo a discreción del sector privado, aunque preferiblemente de acuerdo con los estándares establecidos por el gobierno. Es más probable que la fortificación obligatoria tenga un beneficio para la salud pública porque no es necesario que el consumidor identifique activamente y elija comprar el alimento enriquecido.

RECURSOS

A continuación, proporcionamos algunos recursos importantes sobre fortificación de alimentos. Se pueden encontrar más recursos en los sitios web de FFI, IGN y GAIN. Si tiene alguna pregunta sobre cualquiera de los materiales en esta página, o tiene sugerencias para mejorarla, por favor contáctenos.

Los enlaces a los recursos de fortificación se clasifican en las secciones a continuación. Seleccione una sección para revelar sus recursos.

Buenas Prácticas en Programas de Fortificación

Evidencia en la Salud Pública de la Fortificación